Accesorios de cultivo

Cultivar tu propio micelio no tiene por qué ser difícil. Para empezar, todo lo que tienes que hacer es reunir los accesorios de cultivo necesarios: fibra de coco, vermiculita, guantes de látex, bolsas de cultivo con un parche filtrante, yeso, semillas estériles para la inoculación, cultivo micelial líquido, impresión9). Con estos elementos en la mano, puedes construir una configuración optimizada junto con controles de temperatura y humedad que garanticen el crecimiento del micelio al ritmo adecuado. Además, considera la posibilidad de invertir en kits de comprobación del pH y placas de Petri que te ayuden a supervisar tu proyecto. Con los accesorios adecuados y atención a los detalles, cualquiera puede cosechar los beneficios de cultivar su propio micelio.